lunes, 9 de junio de 2014

Páginas I





Hubo un gran período de tiempo en el que mi papá me enseñó mucho de lo que hoy sé e incorporé a mi historicidad.  Tiempo en el que me cuidaba, pues yo no sabía del tiempo.  Desde esos momentos hasta ahora el mundo mudó mudo, se transformó, cambiándome en cada experiencia, cambiándome de buen modo.  Él no observó lo distinto del tiempo, me parece que se hizo un mundo alternativo en un tiempo pasado de nostalgia y melancolía, añorando, siempre añorando volver...
Yo pasé por diversas vivencias, quemando/superando etapas y me di cuenta que la vida es inexplicable y a su vez cíclica, no hay casualidades, no hay culpables, sólo uno mismo es responsable de su camino (karma).  

Elegir a conciencia nos hace humanos.  

El día que comencé a alejarme de la visión del Dios cristiano, visión con la cuál crecí y me rodeo aún, apareció todo un universo desconocido, impredecible y dudoso, pero jamás había sido tan sincera la elección y la incertidumbre de no saber, el asombro de descubrir por mis propios medios.  Con este pensamiento puedo parecer poco sensible para las mentes atávicas, lo entendería, pues yo también pasé por aquello, el sentir que la única manera de ser espiritual era creer en Dios, su hijo, la trinidad, encomendarte, pedirle tus deseos.  Hoy tengo deseos que no son egoístas, tan sólo deseo esencias del pasado y transformación futurista para mi papá.  Creo que debería ser más sencillo pedir y tener FE cuando eres religioso.
Alguien podría decir que no tengo el componente FE por no creer ciegamente en lo que me enseñaron (...) Me han enseñado a creer en Dios y yo decidí dudar, pero también me enseñaron a tener FE y eso nunca se me olvidó, ni lo dejé de lado, sin embargo siento que hay un doble discurso, algunas personas tienen una supuesta fe, en circunstancias adversas, no ven que están dominados por el miedo, se disfraza el miedo con "fe", y la FE para mí es definida como un sentimiento de tranquilidad, intuición y estado de paz por tener confianza en algo que aún no es, pero que sabes, desde lo más profundo de ti, que será.
(...)
...¿Acaso es FE el miedo a pensar que si no se hace lo que te dicen pierdes?  .... "Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados". A. Einstein
---------
En pocos meses he sentido el peso de la experiencia "el costo del amor".  Percibo en mí el rol que se adquiere en alguien, supongo, tras ser madre o por tener más edad.  Siento que envejecí y además de madurar se pusieron/se ponen, a prueba mis valores.  Al mismo tiempo me siento serena, pero alerta, inquisitiva y en marcha. 

No recuerdo haber tomado a la vida como una lucha, y esta no es la excepción, no siento que haya que "pelear", pero sí, hay que aprender a apreciar la vida, apreciar no es pelear, para mí, pero si es involucrarse, intuyendo y amando, como las luchas pacíficas que dejan huella y que se hacen con valentía y entusiasmo, sin miedo, pero con mucha pasión...¡Hace falta pasión!  Entregarse, con conciencia, al momento presente.  También soltar y dejar ir a los sentimientos dolorosos, saber transmutar y aprender a trascender gracias al día a día que estamos vivos.  Saber valorar, saber aceptar y saber respetar a nuestra naturaleza interna.

Saber amar a pesar de los cambios (pasajeros o duraderos) esto último lo aprendí en el transcurso de mi niñez gracias a mi hermano.

Estoy agradecida (...)

Aún nos falta aprender, a ti y a mí.

2 comentarios:

Rushi dijo...

Permiso, buenos días, como leí y confío, no hay casualidades, sino causalidades. Y hoy buscando una imágen en google llegué aquí. Me gustó leerte, y me gustaría seguir haciéndolo. Incluso para mí, que no suelo pasar por blogs, ni siquiera por el mío, fue bueno volver. Me siento comprendida en muchas cosas. Que tengas feliz martes!

Ema dijo...

OH! Gracias por tus palabras. Cariños y feliz jueves :)