domingo, 29 de julio de 2012

Ir

Debo dejar de vivir en mi cabeza.  Debo dejar de vivir asociando, relacionando, comparando y pensando en lo de ayer. Debo ir por un café al centro y ponerme a escribir, sola en una silla o un parque. Siempre envidié la soltura masculina, ese ímpetu al decidir, en realidad, la firmeza en hombres y grandes mujeres que conozco, me falta de eso, dejar mi delicadeza de lado e ir por el capuccino. Ir ligera/enérgica, debo aprender de quienes me rodean, debo equilibrar mi lado tranquilo con la audaz actividad de abrir paso al avanzar.

Por el momento sólo me limitaré a recolectar botellas y aprender a hacer flores que se vean reales =)

1 comentario:

Jorge Ampuero dijo...

En la vida, cada cosa tiene su tiempo y hay un tiempo para cada cosa.
Bacano blog.

Saludos ;)